compartir

agua-alcalina-natural-manantial-de-los-andesExisten muchos estudios sobre las bondades de beber agua  alcalina realizadas  por varios científicos japoneses así como de otras nacionalidades, tal es el caso del el Dr. Robert Young de origen americano, quien ha publicado muchos libros sobre la alcalinidad del agua y alimentos, igualmente el Dr. Rumano Henry Coanda  Ganador del Premio Nobel padre de la dinámica de los líquidos, quien estuvo investigando y buscando durante 60 años, cuál sería el agua perfecta para mantenerse saludable y longevo y dónde se encuentra la fuente de la eterna juventud, y la encontró en el Valle de Hunza, en Pakistan. Es un Agua proveniente de los Glaciares de los Himalayas, donde habitaba la población más longeva del planeta.  A esta agua se la llama “Living Water” Agua VIVIENTE.

De manera práctica y clara les manifestamos que existe una medición del PH de 0 a 14. La mitad es 7 lo que indica que está en estado Neutro, si la medición está por encima del 7 es alcalino y si está por debajo del 7 es ácido.

Por naturaleza el ser humano para estar equilibrado debe mantener un PH neutro con tendencia a lo alcalino, pero qué es lo que viene sucediendo? sobre todo en las últimas décadas, nuestros malos hábitos de alimentación con las denominadas comidas chatarras, exceso de café, té, y refrescos que son bebidas demasiado acídicas sumado a la contaminación, el exceso de estrés y vida sedentaria han hecho que nuestro PH se haya desequilibrado con una tendencia a ser ácido con un PH por debajo de 7, lo que ocasiona muchos problemas de salud, cansancio, lucidez entre otros, porque nuestro metabolismo en ese estado no logra eliminar las toxinas he impurezas que genera nuestro organismo al procesar los alimentos correctamente, ocasionando inclusive diversas enfermedades.

Un cuerpo demasiado ácido provee el ambiente ideal para desarrollar enfermedades. Nuestros cuerpos tratan de reducir el efecto de excesiva acidez robando el calcio de nuestros huesos y el magnesio que necesitamos para la salud de nuestro corazón. El cuerpo convierte los desperdicios ácidos en sólidos y los almacena, lo cual resulta en el endurecimiento de las arterias y el peso excesivo. El cuerpo almacena depósitos en las coyunturas que crean gota, inflamación y entumecimiento. Al romperse los canales de comunicación de nuestro cuerpo, pueden surgir células cancerosas, los órganos se encogen y se degeneran.